ISO 9001:2015 – ¿qué preciso saber sobre el Anexo SL?

El Anexo SL es una de las grandes novedades en las normas de la familia ISO 9000. Surgió para atender una demanda de mercado.

Además de la ISO 9000, muchas otras normas ISO eran semejantes en términos de requisitos, aunque con definiciones y terminologías completamente distintas. Al integrar diferentes sistemas de gestión, como calidad y medio ambiente por ejemplo, la complejidad aumentaba y generaba diversas inconsistencias.

Buscando facilitar todo ese proceso, en 2010, la ISO estableció el Anexo SL. El mismo contempla el HLS (High Level Structure) o “Estructura de Alto Nivel”, que desde entonces viene siendo utilizado por muchos de los nuevos estándares normativos.

Debido a su característica universal, el Anexo SL puede ser aplicado a diferentes normas que posean requisitos semejantes. Esa estructura “compartida” permite mayor compatibilidad entre normas con alcances distintos. De esa forma, facilita todo el proceso de integración entre diferentes sistemas de gestión.

A través del Anexo SL, las normas pasan a tener similitud en su estructura principal, en la secuencia de capítulos y en los términos y definiciones. Además de eso, la integración con diferentes sistemas de gestión puede ser realizada a cualquier momento que la organización lo encuentre necesario, a fin de mantener la conformidad de los productos y servicios.

Algunas normas que ya siguen el HLS:

ISO 9001:2015 - Sistemas de gestión da calidad
ISO 14001:2015 - Sistemas de gestión ambiental
ISO 55001:2014 - Sistema de gestión de activos
ISO/IEC 27001:2013 - Sistemas de gestión de seguridad de la información

Antes del surgimiento del Anexo SL, cada organización trataba los múltiples sistemas de gestión de manera diferente. Muchas veces, eso llevaba a sobrecarga de los recursos, desbordes de presupuesto, problemas de comunicación, entre otros problemas. Ahora, todo eso puede ser optimizado.

Integrar diferentes sistemas de gestión trae diversos beneficios para la organización, entre los cuales se destacan:

  • Mayor alineación entre los procesos y las estrategias de negocio de la organización.
  • Optimización del desempeño de todos los sistemas de gestión. A través del abordaje integral de los procesos, provee una visión completa de toda la organización.
  • Reducción de la duplicidad de documentos y recursos. Eso hace que los procesos sean más simples de mantenerse y administrar.
  • Simplificación de los procesos de auditoría, maximizando la productividad y eliminando costos innecesarios.
  • Promoción de la mejora continua, previniendo riesgos e identificando oportunidades.

En resumen, la estructura de alto nivel del Anexo SL permite que las organizaciones se beneficien, simplificando todo el proceso de integración entre diferentes normas. Transforma sistemas de gestión separados, en un sistema de gestión integrado, que trabajará en conjunto con otros sistemas, alineados a los objetivos estratégicos de la empresa.

Sepa más sobre el Anexo SL a través del blog de la ISO.